Los cuentos simbólicos pueden ser excelentes herramientas para los educadores, psicólogos e instructores de mindfulness o yoga. Participa en la formación online el Poder de los Cuentos. Acceso: video en Youtube

A continuación se describen brevemente 5 ejercicios de yoga que tienen un efecto relajante y son perfectos para realizar, por ejemplo, una hora antes de ir a dormir. Las 5 posiciones son: ratón, cobra, camello, puente y hoja.

Se trata de ejercicios sencillos que son adecuados tanto para niños como para adultos. Si ya tienes experiencia con el yoga y conoces las posiciones, puedes realizarlas en el orden descrito sin seguir esta descripción. Puedes ajustar la duración de los diferentes ejercicios a tus propias necesidades.

 

Yoga desde la perspectiva del mindfulness

El centro de nuestra atención mientras hacemos estos ejercicios es el cuerpo y las sensaciones. ¿Cómo me siento? ¿Dónde están los límites en mi cuerpo? ¿Cómo puedo cuidarme mejor? Cada uno hace la posición lo mejor que puede y de acuerdo a las capacidades de su propio cuerpo. Uno es responsable de no pasar los límites de su cuerpo. Solo trate de observar las sensaciones en tu cuerpo y aprenda de ellas cómo funciona y cuáles son sus límites.

Es probable que durante el yoga haya distracciones que desvíen tu atención a otros lugares. Cada vez que te distraes y eres consciente de ello… vuelves al cuerpo con paciencia y amabilidad.

La respiración juega un papel importante en la práctica de yoga. Ser consciente de tu respiración te ayuda a estar «aquí y ahora» mientras haces los ejercicios.

¡A disfrutar!

 

1. RATÓN

Siéntate de rodillas en el suelo o en la colchoneta de yoga. Ahora dobla lentamente la espalda hacia adelante y baja la frente hasta que descansa en el suelo. Pon tus brazos a los lados y descanse en esta posición por un momento. Observa tu respiración. Nombre sánscrito: Balasana.

 

2. COBRA

Acuéstate boca abajo en el suelo. Coloca las manos en el suelo a la altura de los hombros y sube lentamente el pecho mientras inhalas. Estira los brazos y mira hacia arriba. Después de un tiempo, baja de nuevo lentamente el pecho mientras exhalas. Repite el ejercicio tantas veces como quieres. Puedes descansar, si es necesario, entre las repeticiones. Nombre sánscrito: Bhujangasana.

 

3. CAMELLO

Ponte de rodillas con la espalda recta. Coloca ahora las manos en la espalda, al nivel de la cintura, o coloca las palmas de las manos en las plantas de los pies si te sientes cómodo haciéndolo. Lleva lentamente la cabeza y los hombros hacia atrás mientras inhalas y manten esta posición por un momento. Vuelves después lentamente a la posición inicial con la espalda recta. Puedes repetir el ejercicio de nuevo si quieres. Nombre sánscrito: Ustrasana.

 

4. PUENTE

Ahora túmbate boca arriba con los brazos a los lados. Dobla las piernas y acerca los pies hacia la espalda. Elevas lentamente la cadera, mientras inhalas, y curvas la espalda. Te apoyas en tus hombros. Baja después lentamente y repite. Nombre sánscrito: Setu Bandha Sarvangasana.

 

5. HOJA

Cerramos esta serie con un ejercicio para descansar. Acuéstese boca arriba, con los brazos al lado del cuerpo. Tus pies se caen un poco hacia los dos lados. Tratas de relajar los músculos mientras examinas, de arriba hacia abajo, todas las partes de tu cuerpo que están en contacto con el suelo o la colchoneta de yoga. Puedes cerrar los ojos si quieres. Quédate un rato así, prestando atención a tu respiración… tranquila como una hoja. Nombre sánscrito: Savasana.

 

Artículos relacionados:
Más artículos sobre yoga
Más artículos sobre meditar